RODRIGO DE LA CALLE APUESTA POR NEOLITH.

En GASMA, el Centro Universitario de Gastronomía y Management Culinario situado en Castellón, Neolith está integrado como material protagonista de los principales espacios; allí es donde Rodrigo de la Calle elabora sus recetas de cocina vegetal. Gasma es, según de la Calle, un universo gastronómico donde un cocinero puede hacer realidad todos sus sueños: desde aprender los secretos de la Cocina de la mano de los mejores chefs, hasta formarse como un gran empresario de la Hostelería. Los formadores, gente que trabaja día a día en sus propios restaurantes, trasmiten sus conocimientos a 360º con gran dosis de pasión, rigor y realismo; dándole la misma importancia tanto a la teoría como a la práctica, a partir de las vivencias de cada uno… Ese factor experiencial es el mayor atributo diferenciador de GASMA.

THESIZE SURFACES - NEOLITH

Sobre su hallazgo, la gastrobotánica, el chef añade: Se trata de mis dos grandes pasiones: el campo y las verduras, y la gastronomía. Por parte de mi madre, todos han sido cocineros y por parte de mi padre, agricultores; y desde pequeño mis padres me han inculcado lo maravilloso y divertido que es cocinar y comer, por lo que era de esperar que acabara siendo cocinero. La Gastrobotánica no es cocina vegetariana, ya que también empleo en ocasiones proteínas de carne y pescado; pero me centro exclusivamente en la verdura y en la fruta como ingredientes protagonistas. Es un mundo que está por descubrir; y con creatividad e investigación, es increíble los platos sabrosos que se pueden conseguir con ingredientes tan básicos como los guisantes!

Pero para todo eso es fundamental sentirse cómodo en la cocina. Lo fundamental es que un cocinero se sienta cómodo en su cocina. La elección de los materiales es primordial y sobre todo, la forma de organizar el mobiliario y distintos elementos que la componen. También, soy un poco obsesivo y la limpieza y pulcritud en mi cocina son imprescindibles. Es importantísimo que la superficie de trabajo  sea de fácil limpieza y con el menor número posible de juntas y ranuras para evitar que se meta comida; ya que el peor momento de un cocinero es cuando saca el último postre y a continuación, le toca limpiar toda la cocina tras un duro turno de trabajo.

Por todas esas razones, Rodrigo ha elegido Neolith: Necesitamos materiales resistentes, funcionales, fáciles de limpiar y seguros. Nuestra cocina parece un laboratorio científico por las técnicas culinarias que empleamos; por lo que contar con materiales como Neolith en encimeras, barras y carritos de cocina, nos facilita mucho la tarea a la hora de poder trabajar con total garantía de resistencia y limpieza. Creo que Neolith es como una receta técnicamente perfecta; como cocinar al vacío, a temperatura controlada y con una serie de parámetros y requisitos estrictamente controlados y además es un material ecológico! Lo hemos escogido para GASMA por varias razones, por ejemplo por su diseño, pues se integra a la perfección con el concepto arquitectónico y estilo del proyecto en Villa Dolores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.